Perkons S.A | Mobilidade e Segurança no Trânsito

Educador ¿Cómo elegir el reductor de velocidad ideal para cada situación?

El estudio para la definición del tipo de reductor de velocidad que será adoptado debe considerar el análisis de factores como la ocupación del suelo, el volumen y composición del tráfico de vehículos, la velocidad operacional, el flujo de peatones (transversal o a lo largo de la vía), las rutas de transporte público, transporte de carga y vehículos de emergencia, características físicas de la vía que pueden indicar otras medidas de ingeniería, entre otros.

La mala aplicación de los dispositivos de reducción de velocidad - sea por no observar las características de la vía y del tráfico o las medidas recomendadas - puede llevar al aumento del número de accidentes e impactar de forma significativa la fluidez del tránsito, además de los impactos específicos que cada medida genera en términos de confort a los pasajeros, contaminación del aire y desgaste del vehículo.

 

Medidores electrónicos Rompemuelles Cruces elevados
Indicación
Indicados para cualquier velocidad reglamentada y para cualquier tipo de vía. La velocidad (para atravesarlos) debe ser de 20 km/h hasta 30 km/h. Y son indicados para vías locales, colectoras y rurales. Indicados para velocidad máxima de 40 km/h y para vías locales y colectoras.
Aspectos positivos
Pueden tener estructura llamativa o discreta. Son instalados en aceras o islas, no bloquean la vía y no causan daños a los vehículos o generan riesgos a los motociclistas y ciclistas. Pueden ayudar a canalizar el tráfico y favorecen el cruce de los peatones. La reducción en el punto siempre ocurre, pues si el vehículo pasa a alta velocidad puede causar accidentes. Favorece el cruce de peatones y permite el acceso de los usuarios de sillas de ruedas y personas con cochecitos.
Principales desventajas
Cuando son instalados en aceras, pueden reducir el espacio destinado al peatón. Si no están en funcionamiento o fueron mal señalizados pueden ser ignorados por los conductores y no generan el comportamiento esperado. Los vehículos consumen dos veces más combustible y también doblan la liberación de gases contaminantes - como el gas carbónico- para frenar y acelerar, según un estudio de la Automobile Association. Si son mal proyectados, pueden causar accidentes y daños a los coches, motos y bicicletas, especialmente cuando no son muy visibles. Causan malestar a los ocupantes del vehículo. No son recomendados para vías que sean rutas de líneas de ómnibus y afectan el tránsito de vehículos de emergencia. Son similares a las desventajas de los rompemuelles, pero con impactos menos significativos.
Restricciones para la instalación
Se recomienda que la estructura esté bien sujeta al suelo, para no caer sobre la vía. Solo puede ser usado cuando la vía no tenga rampas con declive superior a 6%em áreas urbanas y a 4% encarreteras, y sien el tramo no hayan curvas. No son recomendados siel flujo es superiora 600 vehículos por hora. Las dimensiones son determinadas según la clasificación de la vía t de la velocidad reglamentada. Es necesario amplia señalización y mantenimiento: placas indicando la presencia del dispositivo; pintura de cebrado amarillo; etc. No son recomendados en vías que sean rutas de ómnibus. La pista debe ser pavimentada, con aceras em ambos los lados de la vía y el tramo bien iluminado. La longitud debe ser igual a la anchura de la pista y es recomendado que la plataforma tenga en mínimo 4 m y que las rampas - que varían de acuerdo con la altura- presenten inclinación entre 5% y 10%. No es aplicable para vías con curva vertical y declividad superior a 6% o curva horizontal.
Compartir:
« Volver